Warning: Declaration of Walker_Category_Filter::start_el(&$output, $category, $depth, $args) should be compatible with Walker_Category::start_el(&$output, $category, $depth = 0, $args = Array, $id = 0) in /home/bibliasf/public_html/bibliaycine/wp-content/themes/setinstone/inc/portfolio-categories.php on line 0
Por qué películas como "Noé" destruyen más que construyen (Primera parte) - Biblia&Cine | Lecturas audiovisuales desde la fe - Biblia&Cine | Lecturas audiovisuales desde la fe

© Paramount Pictures. All rights reserved

Seamos realistas. Vivimos en la sociedad de lo multimedia. El papel impreso está en vías de extinción. Lo intentó Adobe en su momento con el PDF, pero parece que quien lo ha conseguido es Apple con el iPad, siguiendo la estela de Amazon… y acompañado después por las miríadas de fabricantes que fabrican ese mismo tipo de dispositivos.

¿Para qué leer el libro si puedo ver la peli? Eso que ya hicimos más de uno en nuestra época de instituto e incluso primeros años de facultad con algunos “deberes” es, hoy en día, una máxima.

Hay excepciones, claro que sí. De hecho, la mayoría de los defensores de películas como Noé son personas intelectuales, de nivel cultural medio-alto o alto, rodeados de personas con intereses e inquietudes similares. Pero no son representativos. Para bien o para mal. No lo son.

La gran masa, los que estaban sentados a mi lado, delante, detrás… son personas que, en su mayoría, se tragan lo que les cuentan los directores de cine, porque se supone que ya han estudiado lo suyo para hacer la película, claro.

Y son muchas de esas personas las que nos encontramos en nuestro diario convivir aquellos que nos dedicamos 100% a algún ministerio, como es el caso de este servidor.

¿La película pretende despertar preguntas? Más bien dudas. Y no es lo mismo. No es lo mismo despertar la curiosidad de los espectadores que atiborrarles con informaciones sesgadas y a medio contar, o totalmente inventadas, para taparles los sentidos que van más allá de los cinco conocidos.

¿Demonios con buenas intenciones pero duramente juzgados que se transforman en héroes constructores y defensores cual gólems sacados de La historia interminable o de El Señor de los Anillos? Lamento decir que quienes pretenden ver algo positivo en esta invención, se olvidan de detalles muy importantes. Aronofsky está situando la historia de Noé al mismo nivel de cualquiera de esas dos anteriormente citadas.

© Paramount Pictures. All rights reservedNo me parece que el señor Darren Aronofsky, estadounidense de origen judío, sea inocente o ingenuo. A él le interesaba contar lo que le apetecía, y la historia de Noé era un gran pretexto para encontrar financiación e impacto mediático a través de la gran industria de Hollywood. Él probablemente sea de los que se apunta al «que hablen mal o bien de ti… pero que hablen». Y está claro que lo ha conseguido.

Yo fui a verla, sabiendo de las críticas negativas que había recibido, pero esperanzado por algunos comentarios positivos que había leído. Salí completamente decepcionado, y altamente preocupado.

Decepcionado, porque creo que la historia de Noé podría haber dado mucho, pero mucho juego sin necesidad de inventar tanto. ¿Tubal-Caín en el arca? ¿Cam, debatiéndose entre la fidelidad filial y la traición tentadora? ¿Noé, un genocida obtuso a quien solo puede intentar hacer entrar en razón su esposa cabal, inteligente y sensata, aunque bastante menos espiritual? ¿La naturaleza, el principal protagonista? ¿El Creador, ausente, veleidoso, implacable y difícil de entender? ¿La falta de esposas para Cam y Jafet, el principal componente dramático?

Preocupado, porque lamento que algunos vean aspectos positivos en esta película. Lamento que algunos crean que va a generar más beneficio que daño para el Evangelio. Me gustaría que los defensores de Noé se vieran cara a cara con tantas y tantas personas que, como me ha tocado a mí encontrar, creen que lo que se dice en El Código DaVinci, o en Ágora, o ahora en Noé, es cierto, fidedigno, contrastado y real.

No soy un talibán evangélico. Pero tampoco me gusta que me tomen por tonto. Existe una guerra espiritual a nuestro alrededor. Y dudo seriamente de que Noé sea una de las herramientas de Aquel en cuyo bando milito.

En la segunda parte de este trabajo expongo cuatro razones de este recelo.

© Fernando Plou



Existe un porteofolio de este film en el que podrás encontrar sinopsis, ficha técnica, trailers, clips, material gráfico y contenidos relacionados por categorías: reflexiones, análisis y recursos.

» Acceder al porteofolio

  • Oops Twitter isnt working at the moment